Por la seca se esperan pérdidas significativas en trigo

NOTICIAS DEL CAMPOLeave a Comment on Por la seca se esperan pérdidas significativas en trigo

Por la seca se esperan pérdidas significativas en trigo

Un 8% del trigo sembrado en la región núcleo no llegaría a cosecha en el 2020, luego de seos¡is meses  sin lluvias importantes, por lo que muchos lotes comenzarán a secar lotes para sembrarlos con soja y si bien es cierto que se espera inestabilidad climática para el fin de semana, las lluvias esperadas son muy pocas y los niveles de humedad acumulados esperados serán muy poco para potenciar al cultivo.

“El ingreso de aire frío con que arrancó octubre no es favorable y puede provocar la continuidad de la escasez de lluvias en la zona central del país”, comenta José Luis Aiello, Dr. en Cs. Atmosféricas, en el último informe publicado por la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR)

Desde el 1ro de abril al 30 de setiembre, en la provincia de Córdoba llovió prácticamente la cuarta parte respecto a la media histórica de los últimos 30 años. En Santa Fe la mitad, y en el norte de Buenos Aires entre el 70% y el 90%. Por ejemplo, Monte Buey en Córdoba, recibió solo 70 mm este año de los 240 mm que tiene de promedio histórico el semestre. En Santa Fe, Carlos Pellegrini recibió 117 de los 254 mm de su media semestral. En Buenos Aires, Pergamino recibió el 73% de los 340 mm que marcan las estadísticas.

“Ya se tomó la decisión  de eliminar el 50 % de los trigos sembrados. El resto está en evaluación”, comentan en Carlos Pellegrini, una de las localidades más afectadas por la sequía. En Santa Fe, en el centro y sur provincial, se estima que 70 mil ha se perderán. En el norte de Buenos Aires las pérdidas estarían en torno a las 25 mil ha, y en el oeste de Córdoba serían 35 mil. En total son 130 mil ha, cuatro veces más que en un año normal, la pérdida de área que se estima por la falta de agua y las heladas.

Ya se tomó la decisión  de eliminar el 50 % de los trigos sembrados. El resto está en evaluación.

“Muchos lotes ya están destinado a pasar a soja, otros que penden de un hilo”, dicen en Pergamino. Un 85% de los lotes de trigo en Bigand se encuentran entre regulares y malas condiciones. “No se darán de baja hasta que no haya pronósticos certeros para la siembra de soja de primera”, explican allí los técnicos.

Algunas decisiones ya se tomaron, otras seguirán evaluándose como explican en Marcos Juárez: un 5% los lotes de trigo se secarán para pasarlos a soja de primera, pero el 30% de los cuadros está malo, un 50% regular y solo el 20% en buen estado. “La pérdida ya ronda el 50% del rinde potencial y se puede ir agravando en la medida que se atrase la lluvia”. En Marcos Juárez el promedio de rinde de los últimos 5 años es de 38 qq/ha, pero esta campaña estiman solo 20 qq/ha.

En pleno periodo crítico del trigo, el agua no alcanza en el 70% de la región

El 15% de los cuadros ya está transitando la floración, el periodo más crítico para sufrir déficit hídrico. El 35% de los cuadros de trigo está en espigazón, otro 25% con la espiga embuchada y el resto entre hoja bandera y encañando. Las reservas de agua son insuficientes en el norte y centro de la región: se necesitarían entre 80 a 120 mm para que el trigo no pase estrés hídrico en los próximos 15 días.

Los lotes regular y malo siguen en ascenso,  esta semana unas 80.000 ha más se sumaron las que están en condiciones regulares a malas, totalizando 880.000 ha. O sea, ya es más de la mitad del trigo que está  seriamente afectado. Los lotes en malas condiciones ascienden a 270.000. En el centro del norte bonaerense se vio un mejoramiento de los lotes. Subieron 5 puntos los de muy buenas condiciones, clase que solo reúne el 10% del trigo de la región.

La soja arranca con los suelos secos

La soja arranca con el pie izquierdo este año: sin lluvias importantes desde hace seis meses, buena parte de la región núcleo está con los perfiles en rojo. En general, los técnicos coinciden en que hacen falta al menos 30 mm para largar la siembra.

Pero para arrancar con suelos cargados tendrían que llover más de 100 mm. Esto junto con las bajas temperaturas atrasaría el inicio de la implantación. La fecha de siembra de soja varía, según zona y cultivar, va del 10 de octubre a los primeros días de noviembre. Algunos productores están con la expectativa de sembrar lo más tarde posible por los pronósticos de la Niña.

De todas maneras la siembra 2020/21 comenzó en la región, los primeros lotes se sembraron en Rojas esta semana. Rojas cuenta con buenas reservas y aparte es una zona dónde históricamente se siembra bien temprano. La intención de área siembra de la oleaginosa 2020/21 se mantendría muy similar a la del ciclo previo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top

Copyright 2019. Todos los derechos reservados