La ganadería vacuna tendrá un buen 2020

NOTICIAS DEL CAMPOLeave a Comment on La ganadería vacuna tendrá un buen 2020

La ganadería vacuna tendrá un buen 2020

Pese a la prolongada pandemia dispuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMC), producto de la aparición del Covid 19, una de las actividades que menos sintió el impacto es  la ganadera que en el caso de Argentina se mantiene en forma sostenida, se cumple con los compromisos externos, incluso en el caso de la cuota Hilton ya se cubrió más del 94% de las exportaciones, aunque con precios algo menores.

China, entre tanto, bajó la importación de carne vacuna, pero  sigue comprando a u ritmo más calmo, después de superar la presencia del Covid 19, aunque los precios que ofrece hoy se ubican muy por debajo de los valores pagados entre octubre y noviembre de 2019.

Otro dato que aparece en el escenario del negocio de la carne es que el productor muestra una tendencia a la retención de vientres, porque los criadores guardan las vaquillonas seleccionadas para madres y además la invernada viene picando en punta porque sus precios mejoraron respecto de 2019.

Sebastián Vogel, director de la consignataria de hacienda Colombo y Colombo, además de ser productor ganadero, analizó las perspectivas de la actividad en una charla que sostuvo con Ricardo Bindi en Agro Sitio y vaticinó un buen 2020, pese a las condiciones (por la pandemia) en que se desarrolla la actividad ganadera.

Uno de los datos que destacó el consignatario se relaciona  con la caída de precios de la cuota Hilton que hoy se ubica en U$S11.200/t, desde los U$S13.500/t, pero Argentina cumplimentó en un 94% las entregas, respecto de las 29.500 toneladas que tiene adjudicadas.

“Argentina está muy bien posicionada desde el punto de vista ganadero, cumplió casi con el 94% de la cuota Hilton, con un muy buen nivel de faena durante 2019, y una cantidad de hembras faenada que hoy se ubican por debajo de la tasa  extracción y seguimos con un mercado de china muy pujante, aunque no muestra la misma efervescencia que en octubre o noviembre de 2019”, puntualiza el consignatario.

Con respecto a la tendencia de China y frente al eventual caso que comenzara a faltar vaca de cría y que  demandara novillos, Vogel consideró que “el productor se va acomodando a las necesidades de la demanda, pero sí tiene muy en claro que debe meter más kilos en los novillos porque no va a encontrar un ternero de 220 kilos y sacarlo con 300 kilos, el negocio está en meter una mayor cantidad de kilos”, amplió.

Explicó asimismo, que para pensar en exportar es un poco más complicado porque hay que trazarlo para sacarlo con destino a la Unión Europea o para la cuota 481, a la hora de tomar la decisión, “hasta no es tan dinámico colocarlos, pero sí se acomoda a los vaivenes del mercado”, puntualizó.

Con respecto a la categoría de vacas, el consignatario contó que crecieron los volúmenes generales en la comercialización de hacienda: “Vemos que creció mucho la comercialización de vacas preñadas, lo que es una muy buena noticia, pero además lo que vemos es que la mayoría de los productores no quieren quedarse calzado en pesos y salieron a comprar la vaca de medio diente que permitió compensar un poco el valor que necesitaba la vaca”, amplió.

En cuanto a los precios pagados por la invernada el año pasado, respecto de los valores actuales, el precio muestra algún retraso, aunque hubo alguna recuperación.

EXPORTACION

En relación a la exportación, Vogel explicó “se trata de un negocio de escala, no se justifica encerrar 300 cabezas por los altos costos operativos que tiene el feedlo, pero si recriar a partir de la incorporación de kilos baratos en el animal. Se debe evitar salir del destete entre marzo y abril, es mejor llevarlo a agosto – septiembre  para obtener un ternero pesado de 240 a 260 kilos y con la posibilidad de hacer un feedlot y, ahí sí ver la forma de  integrarse al negocio de la exportación”

“Ese novillito recriado  o la vaquillona pesada son categorías que buscan los grandes feedlot para la cuota 481 o como ocurrió en los últimos años, también hay frigoríficos que buscan ese tpo de producción”, detalló.

En cuanto a las perspectivas hacia fines de año, Vogel estimó que si bien hubo problemas como siempre ocurre. No hubo un solo día (en la cuarentena) en que se dejara de comercializar hacienda y agregó: “Estamos sorteando dificultades todos los días, pero nunca dejamos de vender hacienda, el consumo de carne prácticamente no bajó, como ocurrió con otros productos”, amplió

Vogel se refirió también alemprendimiento ganadero de la familia y contó que “Hemos podido ampliar los rodeos, comprar más vaquillonas. Tuvimos un muy buen año, pero nos falta tener un dólar que sea más competitivo porque está atrasado, sobre todo para el negocio de la exportación. El tipo de cambio doble es inmanejable a la luz de cualquier análisis económico”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top

Copyright 2019. Todos los derechos reservados