La falta de agua es una pésima señal para el maíz que se sembrará en octubre

NOTICIAS DEL CAMPOLeave a Comment on La falta de agua es una pésima señal para el maíz que se sembrará en octubre

La falta de agua es una pésima señal para el maíz que se sembrará en octubre

Mientras se complicó el panorama triguero para varias regiones proyectadas para su siembra por la falta de humedad suficiente en el perfil del suelo, en el caso del maíz el tema no es menor porque las señales que se esperan, atento a las proyecciones climáticas que se observan desde un mes atrás, ya generan dudas y temores con respecto al clima

La siembra está en tiempo de descuento, aseguran desde la Bolsa de Comercio de Rosario, porque solo faltan quince días para comenzar las labores. En las zonas afectadas por la falta de agua, para sembrar se necesitan un mínimo de 30 mm, y a medida que se avanza hacia el oeste esa demanda alcanza a los 100 mm. Falta agua en los primeros 50 cm de suelo, y las reservas existentes son insuficientes para el perfil en profundidad.

Las napas también están más bajas que el año pasado; aunque hay que exceptuar algunas zonas del este, en especial Buenos Aires. Enfrentar el mes previo a la siembra de maíz con esta falta de agua es arrancar de la peor manera. Pese a todo la decisión de hacer maíz continúa firme.

Tras el récord de siembra que marcó la campaña 2019/20, se estima la superficie en 6,75 M ha, con una caída interanual de 7%. Teniendo en cuenta que para grano comercial se cosecharían 6,3 M ha, el volumen de la nueva campaña podría ser de 51 Mt de maíz.
Las perspectivas climáticas esperadas para los próximos meses siembran dudas entre los productores que piensan en el maíz

Sin dudas, es un gran desafío llevar a cabo semejante nivel de siembra. Lo que suceda con las lluvias del cambio de estación será fundamental para mantener este nivel de siembra.

En estas condiciones puede haber cambios: área que pase a sembrarse más tarde, o decisiones de pasar a soja o incluso a sorgo, como ya empieza a verse en zonas de menor potencial de rinde. Por ahora escapa de lo previsible, pero es innegable la preocupación.

Comenzar el ciclo de granos gruesos con una deuda tan grande de milímetros y con pocas chances de recuperar el estado hídrico de los suelos en las semanas que siguen es una mala noticia para el sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top

Copyright 2019. Todos los derechos reservados