Argentina nunca autorizó colza OGM

NOTICIAS DEL CAMPOLeave a Comment on Argentina nunca autorizó colza OGM

Argentina nunca autorizó colza OGM

Tras conocerse una denuncia de Bayer y de la Federación de Productores de Oleaginosas de Francia, respecto de la posible presencia adventicia de semillas de colza genéticamente modificada, exportada desde la Argentina, las autoridades de Agroindustria reaccionaron con enfado y desde el INASE (Instituto Nacional de Semillas), se decidió la suspensión de las ventas a ese destino.

En ese sentido, desde la Secretaría de Agroindustria de la Nación, se informó que la supuesta presencia adventicia de OGM en semillas de colza importadas por Bayer a Francia desde Argentina, provendrían parcialmente de una producción en contraestación que realizó la empresa Bayer a partir de una importación de semillas francesas a Argentina bajo la norma de certificación de la OECD.

La producción en Argentina se efectuó con aislamientos superiores a los exigidos por esta normativa, con una distancia superior a 5 kilómetros de todo otro lote de colza. Cabe aclararse que en Argentina hasta el presente, no se autorizó ninguna colza OGM ni se realizaron ensayos a campo con este tipo de materiales.

La muestra analizada en Francia que supuestamente diera positivo, corresponde a una muestra privada, la cual no tiene respaldo oficial ni fue tomada según las normas internacionales en la materia. Este tipo de muestras no son reconocidas oficialmente por las autoridades argentinas.

Los parentales para la producción de la semilla en cuestión fueron importados desde Francia para realizar esta multiplicación y analizados por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) en el ingreso al país. Parte de la semilla debió ser destruida por contener colza GM en origen.

Debe destacarse que en el pasado ya se reportó en la Unión Europea la presencia adventicia de colza OGM en semillas francesas como por ejemplo, en 2015 en ensayos de inscripción de variedades en el Reino Unido.

Solamente se permitió ingresar a la Argentina los parentales que tuvieron un resultado negativo para presencia OGM con el fin de ser empleados en la multiplicación en contraestación local.

Antes del envío a la Unión Europea las semillas producidas localmente fueron analizadas con resultados negativos para la presencia de colza GM, sin embargo, el proceso de certificación se terminó en la Unión Europea, donde tuvo lugar el procesamiento final de dicha semilla siendo Bayer la responsable de cualquier cambio en la calidad de la semilla enviada desde Argentina, incluyendo una potencial contaminación con colza GM en Europa.

Con el margen de detección de las técnicas actuales y bajo las estrictas condiciones de aislamiento y producción locales, no había presencia OGM en la semilla de colza exportada desde Argentina y, de haberla por debajo de los umbrales de detección, la misma tendría su origen en una presencia adventicia en el stock de semilla importada originalmente desde Francia.

Por todo ello, rechazamos las declaraciones que sugieren que esta presencia adventicia pudiera haberse originado en la Argentina, país que cuenta con uno de los sistemas regulatorios para OGM más estrictos y respetados del mundo, con una industria de producción de semilla en contraestación de excelencia, y no existiendo en nuestro país una potencial fuente de contaminación (colza GM).

Las autoridades argentinas continuarán investigando el tema y tomarán todas las acciones necesarias a nivel nacional e internacional con el fin de resguardar la condición de país libre de colza transgénica así como la calidad de la producción de semilla para exportación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top

Copyright 2019. Todos los derechos reservados