Compartieron experiencias

NOTICIAS DEL CAMPOLeave a Comment on Compartieron experiencias

Compartieron experiencias

Durante los días 4 y 5 de diciembre las regionales del Nodo Sur de la provincia de Buenos Aires, organizaron una visita por los sistemas productivos de Rio Negro con el fin de ver desarrollos de la zona y avances de la Chacra Valle Irrigado Norpatagónico (VINPA). Estuvieron presentes las regionales Necochea, Mar del Plata, Tandilia y Guamini Carhué.
La Chacra VINPA depende de productores pioneros de la zona y trabaja en la generación de conocimiento para el manejo y desarrollo del sistema. La idea de todas las chacras es apuntar a una visión sistémica de los campos en su conjunto para lo cual trabajan técnicos, productores y expertos.
La explotación está formada por 4 productores. El establecimiento El Carbón es uno de los campos situado en Carmen de Patagones, a unos 15 km de la ciudad y aproximadamente a 50 km del mar, y pertenece a Javier Fornieles (Regional Necochea) y Rafael Aliaga (Regional Pergamino-Colón), consignó un trabajo publciado por AAPRESID.
Los objetivos de las líneas de trabajo apuntan a ajustar sistemas productivos extensivos sustentables bajo riego y con visión a escala trabajando en su mayoría con riego por aspersión. Asimismo se plantea ser sustentable ambiental, económica y socialmente a partir del desarrollo de una zona en donde los sistemas sean factibles y sostenibles en el tiempo, contó la Ing. Agr. Magalí Gutiérrez
En este sentido se trabaja con tres grandes desafíos que apuntan ajustar estrategia que son el manejo de los cultivos, de los riegos y mejora de los suelos
Javier Fornieles contó, por su parte, que antes de empezar, hicieron un mapa del suelo para comprender la topografía. En 2011 lanzaron las primeras 5 posiciones de riego y obtuvieron en los primeros años mayores rendimientos de maíz de los esperados, aproximadamente 130 qq, con lo cual confirmaron la potencialidad de la zona. Aplicaron dosis variables de Nitrógeno y densidad variable a la siembra para definir el arranque de la misma.
Tuvieron que hacer todo el tendido de luz para 33 kilo watts, lo que implicó una inversión altísima. Toda el agua de riego se mueve en cañería enterrada bajo presión con caños de 14 metros que vienen desde Córdoba y se bombea el agua 40 metros arriba para irrigar mil hectáreas.
Se realizó, asimismo, un trabajo muy fuerte de nivelación y una estación de bombeo muy sofisticada con 4 bombas de 1100 metros cúbicos por segundo y luego una estación de rebombeo nueva para no perder presión.
Los suelos son muy heterogéneos que logran homogeneizarse con un riego y manejo de agua adecuado. El campo cuenta con 18 posiciones de riego, con 12 pivots por lo que hay 6 equipos de riego que se mueven. Este año lograron incorporar 400 has de trigo en la rotación que facilita la logística en el riego, de los contario tenían mover los pivots hasta dos veces por semana, lo cual generaba un desgaste enorme en los operarios.
Los socios explicaron que si logran instalar el trigo y así separar demandas hídricas (ya que el riego que se hace es total y no suplementario) podrían solucionar en gran medida la parte de logística , y además lograrían una rotación: girasol – trigo, trigo – vicia y vicia – maíz.
Los rendimientos logrados brindaron los siguientes datos: Maíces de primera de 13 mil kg, maíces de segunda de 7 mil kg, Trigo 7 mil kg y Girasol semilla de 1400 kg por ha. De los trigos hay ciclos cortos y largos con mejores resultados aparentes de los últimos medidos en la zona. Se aplicó fungicida preventivo y en algunos casos puntuales la necesidad de una segunda aplicación, sobre todo en las variedades que son susceptibles a roya.
Pero las dificultades que encontraron es que para maíz y soja no hay genética disponible para estas latitudes motivo por el cual, hace 4 años están trabajando con un semillero americano que les consigue variedades más cortas que no deprimen rinde.
El segundo establecimiento visitado fue el de la firma Mandurai, integrada por 4 socios vinculados a la producción y comercialización de carne. En enero del 2012, surge la oportunidad de inversión en tierra con escala de superficie sistematizada y derecho a riego, con un potencial grande de producción de carne bajo riego.
Con un total de 1000 has, los socios tuvieron como idea inicial la producción de carne para alinear la experiencia y el conocimiento del grupo con las fortalezas de la zona. La idea era capturar ventajas productivas y comerciales, pensando en que la zona tiene un alto potencial forrajero.
En junio del 2012 hubo un cambio repentino de escenario, se adelantó el corrimiento de la barrera sanitaria y se imposibilitó el ingreso de hacienda propia desde la provincia de Buenos Aires. Dada esa situación, decidieron virar el proyecto a lo que es hoy: producción de hortalizas con riego presurizado (goteo y aspersión): 50 has de cebolla, 22 has de papa y 15 has de zapallo. Al mismo tiempo se encontró a prueba y error, la posibilidad de un nicho de especialidades: 175 has de multiplicación de semilla de girasol, 90 has de multiplicación de semilla de agropiro, 95 has de quínoa y 115 has de maíz, todas bajo riego por surco, no presurizado.
Además de la parte de producción, se está haciendo el procesamiento y la logística trabajando de manera directa la comercialización a mercados concentradores, supermercados y se comenzó a exportar a Brasil.
Al finalizar, se realizó una recorrida a campo donde se observaron un canal secundario de distribución de riego con sistema de bomba y filtros, maíz y cebolla con riego por surco y papa con riego por aspersión.
El último proyecto visitado fue Tierra Hermosa, liderado por la Ingeniera agrónoma Nora Kugler, un emprendimiento familiar compuesto por un total de 55 hectáreas, de las cuales 38 son ganaderas y 17 tienen árboles frutales entre avellanos y nogales.
En 1997 Nora junto a su esposo y otro socio compraron la chacra. Un año más tarde compraron los primeros terneros para comenzar con la actividad e implantaron 5 has de avellanos, debido a que la empresa Ferrero Rocher desembarcó en Río Negro para la instalación de montes frutales y planta procesadora de la materia prima de los bombones. Por algunos años convivieron la ganadería, la fruticultura y la horticultura. Esta última actividad cesó en 2005. El proyecto siempre se autofinanció, mayoritariamente, con la ganadería y desde hace unos años también con los avellanos.
Las principales variedades de éstos árboles plantados son: Selvática, Giffoni, Riccia y Romana. En cuanto a los Nogales las variedades son de Chandler y Frankette como polinizadora.
La actividad ganadera es a base de pasturas y maíz para suplemento proteico. El sistema es 80% de venta en otoño y 20% en primavera. La estación invernal se pasa con las pasturas de los campos de los vecinos que alquilan y con silo de maíz que arman ellos, y la primavera/verano con pasturas propias. Han logrado estabilizar en 800 kg de carne por ha.
En general, los números no son extraordinarios, pero es un sistema que lleva algunos años estabilizarlo ya que los frutales necesitan de 3 a 4 años para sus primeras producciones y entre 5 y 7 para estabilizar las mismas. Un negocio no apto para ansiosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top

Copyright 2019. Todos los derechos reservados